Panorama del e-commerce en Colombia

En Colombia,  la cultura de comprar en línea es relativamente nueva comparada con países como Brasil, México y Argentina, los líderes en transacciones digitales en Centro y Sur América, según cifras de Statista.

 

Cada año más y más compradores en nuestro país están encontrando la conveniencia de poder comprar desde la comodidad de sus casas o la accesibilidad de sus celulares como una mejor alternativa que ir hasta un centro comercial, una tienda o u restaurante. 

 

El crecimiento acelerado de los teléfonos inteligentes a contribuido  en el aumento del uso de comercio electrónico. La adopción del teléfono inteligente en nuestro país continúa en ascenso. El teléfono inteligente se ha masificado en poco tiempo y de manera similar en todos los grupos de edad. Un 58% de colombiano ha utilizado su celular para realizar algún tipo de transacción financiera o comercial según estudio realizado por Deloitte en el año 2018. Actualmente, el smartphone es el artículo electrónico rey en los bolsillos y hogares de los colombianos. Una encuesta de Nielsen arrojó que el 76% de los colombianos tiene un teléfono móvil inteligente.

 

Múltiples empresas vienen cambiando la cultura del comprador digital en Colombia, el caso más importante es Rappi empresa de rápida expansión que ha contribuido a el  ahorro de tiempo de miles de colombianos. Otras empresas de servicios como Uber o Neflix al igual que en el resto del mundo han logrado romper los esquemas de negocios tradicionales cambiando los hábitos de compra de los consumidores. 

 

Según cifras de MercadoLibre, uno de los sitios más importantes en el mercado colombiano (su sitio en Colombia recibió más de 35 millones de visitas durante el primer semestre de 2018), el 70% de personas en Colombia que navegan en su plataforma actualmente lo hacen a través de smartphones. El crecimiento acelerado de apps (aplicaciones)  y de portales web muestra que los consumidores colombianos están cada vez más dispuestos a comprar todo tipo de productos a través de diferentes plataformas digitales, especialmente si se trata de mCommerce ( Comercio electrónico mediante el uso de teléfonos móviles).  Vemos el crecimiento acelerado de compra de viajes a través de plataformas como Booking o agencias de viajes virtuales como Despegar.com, por otro estan las empresas de venta de ropa o de retail como Dafiti y Linio, esta última recientemente adquirida por Falabella. 

 

En 2016, las transacciones digitales (eCommerce + recaudo) en Colombia representan $41,3 billones de pesos; comparado con 2015 se reflejaba un incremento del 26%. Observado las  cifras del eCommerce hace cinco años comparándolas con las actuales, el crecimiento ha sido exponencial.  Statista prevée que en 2021 se alcanzarán ventas superiores a USD $26.073 millones en Colombia. para el año 2016 las transacciones digitales representaban según la  CCCE  representaban el 4,79% del PIB,  en el año 2013 el porcentaje era de 2.16%, en tres años lo que representa un crecimiento del 221% en esta participación.  Par el año 2017 el porcentaje sobre el PIB era de 5,6%.  Las transacciones digitales pasaron de cerca de 30 millones en el primer semestre del año 2016 a cerca de 41 millones en el mismo período del año 2017.

 

Según el Observatorio de ecommerce –OE–, hoy el 35 % de las empresas colombianas venden sus productos a través de internet, cifra que deja a Colombia como el país con el más alto grado de penetración en internet frente a los otros de la región, con un 63 %.