Caso Quala, casos empresariales
Caso Quala

Quala una fábrica de marcas centradas en el consumidor

Quala es una empresa colombiana, una gran fábrica de marcas, una empresa que realmente entiende lo que significa centrarse en el consumidor, en el gran consumidor latinoamericano.  Es una multinacional colombiana, la cual centra su éxito en un profundo conocimiento de los consumidores de la base de pirámide llevándoles productos de calidad a un precio que pueden pagar. Han logrado competir y ser líderes en múltiples categorías en donde dominaban las grandes multinacionales globales, tales como refrescos en polvo desplazando a Royal con su marca Frutiño, masificando las bebidas energizantes como es el caso de Vive 100, llevando este producto a toda la población. 

En 1980, Don Michael de Rhodes fundó Quala en una pequeña bodega de Bogotá (Colombia), en la que un grupo de siete personas inicia labores con la producción de InstaCrem, crema no láctea para suavizar el sabor del café, que se vendía puerta a puerta en las oficinas de la ciudad. Con un equipo de 7 integrantes que desde siempre demostraron su capacidad de innovar y su pasión por afrontar retos iniciaron la producción de la primera marca en una bodega de 200 metros cuadrados. En 1981 desarrollaron nuevas   ideas y oportunidades y aparecieron productos Baticrema, y un año más tarde Batilado; dos marcas que nos permitieron competir por primera vez con grandes multinacionales .

 

El espíritu innovador siempre ha estado en cabeza de Michael de Rhodes, un economista que capitalizó su breve paso por Roche y Unilever -tres años en cada una de ellas- para lanzarse al emprendimiento con la fundación de Quala, a sus 31 años de edad. De Rhodes encontró una oportunidad de mercado en la debilidad de las grandes multinacionales extranjeras para posicionar sus marcas globales en mercados locales y se aventuró a crear productos con valor agregado para el consumidor colombiano, estrategia que ha replicado en los mercados a los que ha llegado. "El fondo de Quala está en responder a las necesidades y gustos de los consumidores locales y de la región latinoamericana de la forma más asertiva y concreta posible". (Revista Dinero 2009)

La historia de Quala comienza en Colombia, en una bodega del sur de la capital, Bogotá, cuando tres socios se unen con la ilusión de aprovechar el gran potencial del país para producir y comercializar productos alimenticios. La primera idea que desarrollaron fue InstaCrem, un polvo-crema para suavizar el café. Al no contar con los recursos ni la infraestructura necesaria, diseñaron la estrategia de ofrecer el producto puerta a puerta en las oficinas de Bogotá, la producción era casera y, en algunos casos, daban crédito a los clientes para facilitar la compra. Rápidamente, con este producto lograron en el mercado el liderazgo en dicha categoría. En los ochenta lanzaron al mercado Baticrema y Batilado, fue entonces cuando se enfrentaron fuertemente con Nabisco, una multinacional de gran importancia y con marcas reconocidas en el mercado nacional como Royal y Chantilly.  

 

El mercado de las sopas ofrecía grandes oportunidades, que se concretaron en la Hogareña y la Sopera, pero constituía también un gran desafío al ser dominado por dos grandes multinacionales, Nestlé y Best Foods (hoy Unilever), con sus marcas Knorr y Maggi. Con sopa de pollo, ahuyama, mazorca tierna, entre otras, la Hogareña y la Sopera lograron captar una gran participación y posicionamiento en el mercado, superando a sus competidores, ya que ofrecían productos acordes con la cultura y las necesidades del consumidor colombiano.  (Novoa 2011).

Descarga
Caso Quala
Caso Quala Luis Novoa
quala caso.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.1 MB