En el mes de  junio de 2019 el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo expidió el Decreto 957 de 2019, mediante el cual se reglamenta el artículo 2 de la Ley 590 del 2000 y así definen los criterios de clasificación de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas.

 

Esta clasificación se realiza exclusivamente con base en los ingresos de actividades ordinarias anuales de cada organización y dicho nivel variará dependiendo del sector económico en el que las empresas desarrollen sus actividades.

Sector manufacturero:
Las microempresas serán las que registren ingresos anuales de $807 millones o menos. Las pequeñas irán desde
$807,1 millones a $7.000 millones. Para las medianas, irá desde $7.001 millones hasta $59.512 millones. De ahí en
adelante, serán grandes.
Sector servicios
Las microempresas serán de $1.130 millones o menos. Las pequeñas irán desde $1.130,1 millones a $4.520 
millones y para las medianas, irá desde $4.520,1 millones hasta $16.500 millones. De ahí en adelante, serán
grandes.

Sector comercio:
Las microempresas serán de $1.534 millones o menos. Las pequeñas irán desde $1.534,1 millones a $14.700
millones. Para las medianas, irá desde $14.700,1 millones hasta $74.000 millones. De ahí en adelante, serán
grandes.